Ayudé a mi hermana mucho con sus estudios. Yo solía enseñarle todos los difíciles temas y temas y la ayudó a hacer su tarea sin hacerlo aburrido. Me dio mucha satisfacción al ver que sus marcas de mejora. Esto me enseñó que las recompensas pueden venir en cualquier forma y que uno debe hacer el trabajo con total paciencia y determinación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *